ZOOLOGÍA
LOS PINGUINOS EMPERADOR SON MÁS NUMEROSOS DE LO QUE SE CREÍA

Por suerte, no todo son malas noticias en el espinoso tema de la conservación de especies animales. Un nuevo estudio para el que se han empleado datos captados por satélite revela que hay el doble de pingüinos emperador en la Antártida de lo que se creía anteriormente. Tampoco es que ello signifique que esta especie no afronta problemas, pero por lo menos indica que su situación no es tan grave como se temía.

Por otra parte, los resultados de esta reciente investigación aportan una importante pauta para vigilar el impacto de los trastornos medioambientales sobre las poblaciones de esta carismática ave, y para estar en condiciones de poder suministrar la información precisa que demandan los esfuerzos internacionales de conservación. Antes del nuevo estudio, obtener esta clase de información no era una meta fácil, sobre todo porque los pingüinos emperador tienen sus zonas de crianza en áreas remotas que son muy difíciles de estudiar por medios convencionales porque suelen ser inaccesibles y con temperaturas tan bajas como 50 grados centígrados bajo cero (58 grados Fahrenheit bajo cero).

El equipo internacional de científicos, en el que figuran el geógrafo Peter Fretwell y el biólogo Phil Trathan, ambos del BAS (British Antarctic Survey), y la zoóloga Michelle LaRue de la Universidad de Minnesota en Estados Unidos, emplearon imágenes satelitales de muy alta resolución para estimar el número de pingüinos en cada colonia del litoral de la Antártida.

Se contabilizó una cantidad de 595.000 pingüinos emperador, lo que es casi el doble de la cantidad estimada previamente, que oscilaba entre 270.000 y 350.000. Éste es el primer censo exhaustivo y detallado de la población de una especie realizado desde el espacio.

Los pingüinos emperador, con su plumaje negro y blanco, destacan bastante contra la nieve, y sus colonias son claramente visibles en las imágenes satelitales. Esto permitió al equipo de investigación analizar 44 colonias de pingüino emperador en el litoral antártico, con 7 colonias anteriormente desconocidas.

Las investigaciones en curso sugieren que las colonias de pingüino emperador resultarán seriamente afectadas por el cambio climático. De hecho, en algunas regiones de la Antártida, el calentamiento primaveral, cada vez más ampliado, está conduciendo a la pérdida creciente de hielo marino, que es el hábitat de los pingüinos emperador, haciendo que sus comunidades situadas más al norte se vuelvan más vulnerables al avance del cambio climático.

Un censo preciso a lo largo y ancho del continente blanco, y que puede ser repetido fácilmente de manera regular, como es el caso de este realizado mediante satélite, ayudará a vigilar con mayor precisión los efectos del cambio climático futuro sobre esta especie.

En la investigación, con financiación de la Fundación Nacional estadounidense de Ciencia, también han participado el Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego, y la División Antártica Australiana.


 


"Más noticias científicas en: Noticiasdelaciencia.com"